5 plagas de jardín y cómo combatirlas

5 plagas y como combatirlas

Dentro de prácticamente un mes llega la primavera, con ella el buen tiempo, la floración y por supuesto, el comienzo de las plagas. En UNJARDÍNPARAMI te recomendamos prevenir su aparición y te damos los mejores remedios para salvar tus plantas de los daños.

Antes de nada, debemos conocer bien a qué tipo de plagas podemos enfrentarnos, conocer sus síntomas y a qué plantas pueden atacar, para saber qué remedios nos ayudarán a prevenir y combatirlas.

Pulgón

El pulgón es una de las plagas más conocidas cuando llega el buen tiempo.

Puedes detectarlos mirando en el revés de las hojas, su situación habitual, son pequeños insectos de color verde o negro. Hay otro truco para detectarlos y es que las nuevas hojas de la planta aparecen enrolladas y pegajosas o también si hay hormigas.

Las hormigas son defensoras naturales del pulgón, actúan como aliadas que protegen al pulgón, por esta razón será necesario tenerlas controladas si queremos acabar con la plaga.

El pulgón también tiene depredadores naturales, las mariquitas. Podemos utilizar estos insectos para mantener controlada la población de pulgones y evitar que lleguen a ser una plaga. Controlar la población de pulgones de forma ecológica y respetuosa nos asegura mantener un ecosistema fuerte y saludable en nuestro jardín.

En el caso de descubrir presencia de pulgones, es muy importante ser rápidos a la hora de actuar, de lo contrario, si dejamos que los pulgones aumenten en número y lleguen a ser una plaga, pueden causar grandes estragos a gran velocidad.

 

Cochinilla

Podemos encontrar la cochinilla tanto en las plantas de nuestro jardín, como en las que tengamos en el interior. En el interior no tienen una época específica de proliferación, están presentes a lo largo de todo el año.

Podemos detectarlas visualmente, su aspecto puede ser tanto oscuro de color marrón como blanco de textura algodonosa. Suele atacar a plantas ornamentales y a árboles frutales, actúa como una lapa y se pega a las hojas extrayendo su savia como hace el pulgón.

Segregan una sustancia pegajosa y dejando a las hojas sin color y favoreciendo la presencia del hongo negrilla, que terminaría de rematar la planta.

Con alcohol metílico y algodón podemos limpiar esa sustancia pegajosa para evitar el hongo y darle una oportunidad a la planta para recuperarse. Si tenemos la cochinilla blanca algodonosa podemos controlarla pulverizando agua jabonosa. Además, deberíamos acompañar el tratamiento con un producto específico esta plaga.

En caso de tener la plaga muy avanzada es recomendable cortar y llevar las plantas a un lugar fresco y con luz.

 

Araña roja

Este ácaro ataca a las plantas en forma de plaga.

Es casi imperceptible a nuestro ojo, pero podemos detectarla por las telarañas que forma y como deja las hojas pálidas o con manchas amarillas.

Suelen atacar a las plantas de interior, pero también a rosales y a plantas cítricas.

Podemos prevenirla pulverizando con agua cuando hay altas temperaturas, para evitar la sequedad del ambiente y combatirla aplicando un acaricida.

 

Taladro del geranio

Para esta plaga el mejor método para combatirla es prevenirla, porque una vez ha actuado es difícil volver atrás.

Es una mariposa/polilla africana que es depositada en los tallos cuando es una larva, se transforma en una oruga verde pilosa y termina convirtiéndose en una mariposa.

Ataca principalmente a los geranios, excavando en la rama de éstos creando túneles. Esto hace que los tallos se pongan blandos y ennegrecidos, impidiendo el crecimiento de la planta y acelerando que se marchite. En ocasiones también podemos apreciar hojas mordidas.

Para prevenir debemos observar a las mariposas y evitar que depositen sus huevos en nuestras plantas, para ello será necesario pulverizar la planta con un producto específico.

Lo bueno es que esta plaga no afecta a las raíces, por lo que contando los tallos dañados los ejemplares pueden volver a brotar sanos.

 

Caracoles y babosas

Los caracoles y las babosas es una de las plagas más fáciles de detectar.

Suelen atacar a hortensias, plantas bulbosas y herbáceas, dejando agujeros en hojas y un rastro de mucosa. 

Podemos prevenirlos protegiendo los tallos con láminas de cobre o cebos granulados.

 

Debemos actuar con una responsabilidad ecológica y gestionar estas plagas siempre pensando en el ecosistema de tu jardín, trata las plagas con remedios naturales causando el mínimo impacto en la naturaleza de tu jardín.

Con la llegada del buen tiempo, podemos encontrarnos con estos pequeños visitantes. Ahora que tienes los remedios, actúa antes de que empiecen su colonización. Si combates estas plagas desde el principio podrás disfrutar de la primavera en todo su esplendor.

Contacto

UNJARDINPARAMI
C. C. Las Lomas – L108
(Coworking Animal Workers )
Valle del Tormes, 2 – Boadilla del Monte, 28660 MADRID

info@unjardinparami.com

Tel: 618117141

English EN French FR Spanish ES